Ivermectina con resultados prometedores para tratar el Covid-19

1-02-2021

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su optimismo por el uso de la ivermectina en el tratamiento contra el Covid-19 y, en caso de ser aprobada para combatir la enfermedad, el organismo sanitario de la ONU pronto dará a conocer los lineamientos sobre el uso de este antiparasitario común que forma parte de la lista de medicamentos esenciales de la OMS.

«Seguimos de cerca la investigación sobre la ivermectina, que ha mostrado resultados prometedores en algunos ensayos», dijo a Proceso Andrei Muchnik del departamento de comunicación de la OMS.

Según la OMS con los nuevos resultados de más ensayos clínicos “en los próximos días, realizaremos una revisión sistemática con un panel independiente de expertos, que es el grupo encargado de establecer los lineamientos, para considerar la evidencia completa disponible”.

“Todos los cambios en los tratamientos recomendados por la OMS siguen esta revisión acelerada, pero completa, y se comparten con el público lo antes posible”, reveló.

En estos momentos ONUSIDA y el programa ACT Acelerador de la OMS que busca posibles tratamientos para atacar la enfermedad, se encuentra enfocado en el análisis de todos los estudios al alcance sobre la ivermectina como posible medicamento para el Covid.

La ivermectina es un medicamento antiparasitario que se utiliza para el tratamiento de algunos procesos provocados por parásitos. Este medicamento se empezó a utilizar como antiparasitario en animales domésticos, pero posteriormente se vio que era beneficioso para los humanos y se utilizó para combatir VIH, el dengue, la gripe, el Zika o la sarna. Es usada desde la década de los 70 ‘s y es la más requerida, después de la aspirina.

El uso de la ivermectina se está estudiando también como un posible agente antiviral contra la chikungunya y la fiebre amarilla. El medicamento no causa graves efectos secundarios y sus creadores recibieron el Premio Nobel de medicina en 2015.

Hasta el momento el único medicamento que ha probado algunos resultados es la dexametasona en pacientes muy graves hospitalizados y se ha utilizado el remdesivir de los laboratorios estadounidenses Gilead Sciences. Sin embargo, en noviembre la OMS descartó el uso del remdesivir en personas hospitalizadas considerando que no tiene “efectos significativos”.

En junio la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que la ivermectina se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente, y dos pre-publicaciones sobre estudios clínicos observacionales informaron la aparente utilidad de la ivermectina para tratar pacientes con COVID-19. No obstante, ninguno de estos estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente, y uno de ellos fue retirado posteriormente.

La OPS concluyó que dichos estudios presentaban un sesgo y desaconsejó su uso. Tiempo después la OMS excluyó a la ivermectina de los ensayos llamados “Solidaridad” destinados para encontrar una cura cerrando en ese momento la posibilidad de probar el fármaco.

En ese tiempo el National Institutes of Health (NIH) también se mostró en contra de usar el medicamento, pero en días recientes en una nueva valoración del fármaco no se mostró en contra del uso de ivermectina para Covid. Lo que abre la puerta a que médicos en Estados Unidos puedan prescribir el antiparasitario con más libertad.

En diciembre de 2020 la opinión sobre la eficacia de la ivermectina para tratar el Covid comenzó a cambiar gracias al testimonio del Dr. Pierre Kory ante el senado en Estados Unidos, afirmando que puede reducir las muertes hasta un 70%.

Gran esperanza en un fármaco seguro, modesto y barato

El 8 de diciembre Kory en una apasionada comparecencia ante el Comité de Seguridad Nacional sobre el tratamiento temprano de COVID-19, Kory defendió el uso de la ivermectina para tratar el Covid al tiempo que se aplican las vacunas, lo que a su modo de ver bajaría de manera sustancial las muertes y los casos graves.

“Hablo hoy no solo como médico individual, sino también en nombre de mi organización sin fines de lucro, Front-Line COVID-19 Critical Care Alliance (FLCCCA), compuesta por algunos de los expertos en cuidados intensivos más conocidos en el mundo con casi 2000 publicaciones revisadas por pares en la literatura médica, así como más de 100 años de experiencia clínica en Unidades de Terapia Intensiva en todo el país”, dijo Kory ante el senado.

Afirmó que “numerosos estudios han informado de manera consistente y positiva grandes magnitudes de beneficios en todas las fases de la enfermedad con el impacto de salud pública más significativo en la prevención de la transmisión”.

Kory en entrevista con Proceso afirmó tener “evidencia convincente” que emana de sus estudios sobre el éxito de “la administración de ivermectina tanto para la profilaxis en todos los pacientes de alto riesgo, así como en las fases temprana y tardía de la enfermedad”.

“Sería muy alentador tener ivermectina como una red protectora, una “safety net” en lo que hacen efecto las vacunas , si las vacunas no funcionan por alguna razón o toman más tiempo del esperado o para aquellos que por alguna razón no se pueden vacunar, se debería contar con un medicamento como la ivermectina”, valora.

“Aunque nosotros en (FLCCCA), como muchos, estamos muy animados por los aparentes éxitos en el desarrollo de vacunas eficaces, también estamos consternados por la ausencia casi total de orientación e investigación sobre opciones efectivas de tratamiento temprano, en el hogar o preventivo, además de las vacunas, una realidad que es inconcebible”, lamentó.

A su modo de ver la estrategia a seguir debería ser usar la ivermectina y las vacunas en forma paralela, mientras a cada quien le toca su turno para la vacuna. “El proceso de vacunación tomará mucho tiempo”, observó.

Kory señaló que los estudios que fueron reveladores para él y su equipo del que forma parte el reconocido Dr. Paul Marik , fueron los realizados por Juan Chamie experto analista de datos que realizó sendas investigaciones en Paraguay, Perú y Chiapas.

“Juan Chamie será históricamente importante”, consideró Kory quien reconoció la emoción de ver los resultados y constatar que su grupo FLCCCA estaba en el camino correcto.

Chamie ha estado investigando el uso de ivermectina desde principios de mayo de 2020. Como el resto del mundo, siguió de cerca la propagación del COVID-19 y el modesto fármaco despertó su interés cuando un médico en la República Dominicana usó el medicamento con éxito para tratar la enfermedad.

En entrevista con Proceso Chamie revela que en Chiapas, en donde el gobierno local introdujo el uso de ivermectina en julio de 2020, se distribuyó a familias enteras y arrojó resultados alentadores.

Según el estudio realizado por Chamie antes del 1 de agosto y del uso de ivermectina, se registraban 606 casos por cada 100 mil personas y para el 2 de diciembre de 2020 se redujo en casi dos tercios a 240 casos por 100 mil personas.

“Ningún otro estado ha registrado disminuciones de esta magnitud, en cambio, muchos estados muestran un gran aumento en el recuento de casos (en México) desde el 1 de agosto”, indicó.

“Lo mismo observó con respecto a las defunciones , ya que para principios de diciembre Chiapas registraba 4 (cuatro) el menor número de defunciones por 100 mil habitantes en todo el país, lo que atribuye al uso del anti-parasitario”.

-¿Si funcionó así en Chiapas, por qué piensas que no se usó en el resto del país?

“Es increíble, no sé, (Hugo López ) Gatell ha estado en contra de la ivermectina desde el principio. Bueno, no sé si son sus asesores o si tienen otros intereses, no tengo ni idea, pero la verdad es que desde mitad de año cuando empezaron a salir los datos, se empeñó en decir esto no sirve, esto no sirve, no lo hagan”.

“Y como Gatell no estaba de acuerdo con su uso pues ya sabes que a los políticos les cuesta mucho trabajo reconocer que se equivocaron y rectificar”, critica.

También mencionó el estudio de la investigadora mexicana Guadalupe Espitia que publicó en agosto en el Biomedical Research un estudio realizado con ivermectina en combinación con el antibiótico azitromicina y vitamina D3. El estudio fue realizado con una muestra pequeña de pacientes con resultados muy positivos. No obstante, no es claro por qué no se realizaron estudios en un sector más amplio de la población.

“Tienen este estudio desde hace meses y dicen que la ivermectina no sirve”, deplora Chamey.

“No sé si piensan que si la gente al ver que esto los cura, no quieran vacunarse, pero la vacuna inmuniza y el medicamento no, no está peleada una cosa con la otra”, recalca.

Otro ejemplo contundente se puede ver en los datos recopilados de Paraguay en donde el gobierno del estado de Alto Paraná , lanzó una campaña de distribución de ivermectina a principios de septiembre.

La campaña, detalla Chamie, fue oficialmente descrita como un programa de “desparasitación” , el gobernador de la región lo hizo así para evitar reprimendas o conflictos con el Ministerio de Salud de la Nación, que recomendó no usar ivermectina para tratar el COVID-19 en Paraguay. El programa comenzó con una distribución de 30 mil cajas de ivermectina y, para el 15 de octubre, el gobernador declaró que quedaban muy pocos casos en el estado.

“En Colombia también se ha usado en los departamentos del norte del país en donde se han triplicado las ventas de ivermectina. La tasa de mortalidad es cinco veces menor que en el resto del país. Es totalmente increíble. En Bogotá las unidades de terapia intensiva está a tope y en la costa la gente tiene otro panorama muy diferente”, añade.

Desafortunadamente no hay fondos para patrocinar un estudio con miles de personas, ciego, randomizado, “ese es el problema”, lamentó.

En Perú, continúa Chamie, “se llevó a cabo la Operación Territorial de Ayuda para el Tratamiento y Aislamiento frente al COVID-19 , conocida como “Operación Tayta” en la que el ejército distribuyó los kits con ivermectina en los lugares más apartados en 8 estados del país.

Según los hallazgos de Chamie la tasa de mortalidad en los pacientes mayores de 60 años disminuyó considerablemente en comparación a Lima la capital del país en donde no se utilizó el fármaco.

Por otra parte , el analista enumera diversos ejemplos del uso del medicamento en otras latitudes. En agosto se empezó a utilizar en Uttar Pradesh, en India al tiempo que se realizó una estrategia exhaustiva de testing y rastreo de contactos y cuarentena de casos sospechosos. “Y en este momento mueren 15 personas al día, en una provincia con 204 millones de habitantes, como la población de todo Brasil”.

En noviembre de 2020, una nueva revisión de publicaciones mostró que se han realizado numerosos estudios sobre la eficacia de la ivermectina en el control de COVID-19, y médicos en España publicaron un protocolo llamado IVERCOR-COVID19 con fines de hacer una prueba globalizada.

En diciembre destaca también un estudio realizado por el médico español Carlos Chaccour «que estaba totalmente en contra de usar el antiparasitario para tratar el Covid”.

En un estudio publicado por Chaccour en el Research Square junto con varios científicos rectifican su postura con respecto al conocido medicamento después de un piloto realizado en la Clínica Universidad de Navarra y sostienen que “la señal positiva encontrada en este piloto justifica la realización de ensayos más grandes con ivermectina para el tratamiento temprano de COVID-19”.

“Dichos ensayos deben incluir pacientes con factores de riesgo de enfermedad grave, así como pacientes con neumonía. El potencial de un mecanismo de acción diferente al efecto antiviral directo también abre la puerta a la profilaxis previa a la exposición en grupos de alto riesgo”, recomienda.

Por su parte, en el mismo mes, médicos de Bangladesh completaron un estudio piloto aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo de 72 pacientes y concluyeron que “un tratamiento de 5 días con ivermectina resultó seguro y eficaz para tratar pacientes adultos con COVID-19 leve o en las primera fase de la enfermedad. No se registraron eventos adversos graves en el estudio”.

Los autores comentan que “los medicamentos son asequibles (el costo total de 5 días oscila entre $ .60- $ 1.8 USD por ivermectina por 5 días) y están fácilmente disponibles en Bangladesh, por lo tanto, son una alternativa muy atractiva para el tratamiento de pacientes con COVID-19”.

Y en el festival de Magh Mela que tiene lugar en estos días en Uttar Pradesh al que asisten unas 20 mil personas, los organizadores pidieron test de Covid a los participantes y a todos se les dio tratamiento de ivermectina para tomar el primer día de su llegada, el séptimo día y a los 30 días hacia el final de los festejos.

Y con respecto a la situación en Estados Unidos y al reciente anuncio del NIH en el que no se muestran en contra de la ivermectina, Kory remarca “que también están muy insatisfechos porque tampoco hablan a su favor”.

“Escribimos una carta abierta expresando nuestro desacuerdo y pidiendo que hagan una recomendación mejor porque pudieron hacerlo mejor, somos parte de una organización sin fines de lucro en la que nos dedicamos a compartir información sobre cómo tratar esa enfermedad, leemos estudios, hay expertos de la talla de Paul Marik o Jose Iglesias”, abunda.

Menciona que miembros de la comunidad científica que se mostraron en contra de la ivermectina no rectifican porque “la idea que tengo es que es un problema psicológico, es un problema de pensamiento, no aceptan que están equivocados , no aceptan que desestimaron la ivermectina y no quieren reconocer que hubo un error”.

“Muchos proclamaron al principio que la ivermectina no servía y no aceptan un error y va a ser difícil convencerlos (…) “No se quieren mover en su concepción intelectual, no cambian de una postura, es extremadamente dañino”, remarca Kory.

Al preguntarle si las grandes farmacéuticas pudieran tener alguna responsabilidad en frenar el uso de la ivermectina, Kory admite no tener evidencia de que hayan impedido activamente hacer estudios o ensayos sobre su uso. “No se tiene evidencia de ello”.

“La influencia de las “big pharma” es enorme claro, se quieren ver a sí mismas como salvadoras y llegar con la cura, hay mucho dinero de por medio porque hay muchos incentivos económicos para hacerlo, pero al mismo tiempo no hay incentivos económicos para estudiar un medicamento viejo y barato, no se ganarán millones de eso, en cambio hay grandes incentivos económicos para fabricar las nuevas vacunas”, sostiene.

“No sé si a propósito no se hicieron estudios sobre el tratamiento, eso sería un crimen contra la humanidad, no hago responsables a las grandes farmacéuticas por eso, en realidad no es su responsabilidad”, aclaró.

“Las farmacéuticas tienen sus propios incentivos, ellos no van a estudiar la ivermectina , pero los gobiernos sí deberían hacerlo”, urgió.

“La responsabilidad es de los gobiernos y las instituciones filantrópicas, los gobiernos son los que deberían estar fondeado un estudio para un medicamento como la ivermectina o las organizaciones de filantropía , ¿dónde están estas grandes organizaciones filantrópicas?”, cuestiona.

Afirma que sin ninguna duda la vacuna “es una verdadera victoria» . De hecho la creación de la vacuna es lo único exitoso que ha ocurrido hasta ahora. El problema es que no hemos salido de esta todavía, las vacunas van a estar a disposición de toda la población mundial en un buen tiempo y tampoco hay datos de que van a funcionar a largo plazo con todas estas nuevas mutaciones y variantes”.

“En cambio, sería muy alentador contar con la ivermectina , sería como una red protectora, ‘una safety net’, si las vacunas no funcionan por alguna razón o toman más tiempo del esperado o para aquellos que no se pueden vacunar se debería contar con un medicamento como la ivermectina”, defiende.

Reiteró que la estrategia a seguir debe ser el uso simultáneo de la ivermectina y la campaña de vacunación. “Saldríamos de esta pandemia mucho antes de lo esperado”.

“Mira los datos, sigue la ciencia”

Con respecto a la OMS su mensaje es claro: “mira los datos, sigue la ciencia”.

“Mi mensaje para la OMS es que a pesar de que hubo un error trágico al no incluir ivermectina en los ensayos de Solidaridad que se hicieron en los inicios de la pandemia, no es tarde para corregir”, dijo.

Urgió a la OMS a que “no repitan los mismos errores del NIH que han sido exageradamente precavidos, y que vean los datos, que no teman cometer un error, hay suficiente evidencia , no esperen semanas y semanas y semanas hasta que tengan a 8 mil pacientes en los ensayos, si los primeros 21 ensayos han sido exitosos, los siguientes también lo serán”.

Para Kory no es comprensible “este exceso desmedido de cautela con un medicamento que es uno de los más seguros, baratos y uno de los fármacos más accesibles en el mundo y el único con el que contamos para tratamiento temprano. No tenemos otra opción para tratamiento en los inicios de la enfermedad”.

“La OMS debe usar más un juicio de riesgo-beneficio , les pido que sean más pragmáticos, no nos podemos quedar sentados y esperar para el ensayo perfecto. Sean proactivos . Vean los datos con los que se cuenta, usen su experiencia y actúen ahora”, instó.

“La ivermectina se puede usar para prevenir la enfermedad y se tiene que guardar una cantidad para tratamiento a los que padecen Covid y están enfermos, ellos deben ser la prioridad y estar al principio de la fila . Se necesita suficiente cantidad, eso será determinante”, advierte.

Especialmente “porque los datos sobre la prevención, son absolutamente increíbles, demuestran el gran descenso en la transmisión del virus”.

Si van a diseñar un medicamento contra Covid -19 , no se puede utilizar uno mejor que ivermectina que tiene profundas propiedades antivirales y anti-inflamatorias y por eso funciona tan bien dentro y fuera del hospital.

Y el mensaje para los gobiernos es que “estén listos, estén listos, prepárense para proteger a su población y salir de esta pandemia”.

“Los países del mundo deben empezar a ver cómo prepararse y tener medicamento suficiente. Va a haber un reconocimiento histórico para la ivermectina , las personas que se equivocaron en juzgarlo no lo hicieron de manera intencional, pero no fueron objetivos y por eso sí serán juzgados, espero que aprendamos todos de esto”, insiste.

La ivermectina se encuentra en la lista de los medicamentos esenciales de la OMS por lo que es accesible en todo el mundo y se espera que publique los lineamientos definitivos para su uso en caso de ser aprobada por el panel independiente de expertos que se encuentran revisando todos los estudios disponibles a marchas aceleradas.

“No es cuestión de si la OMS va a aprobar la ivermectina, es cuestión de cuándo”, remarca Kory urgiendo al organismo de salud de la ONU a hacerlo lo más pronto posible porque es cuestión de vida o muerte. “Salvemos vidas”, concluye.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.

Naciones Hundidas: Las mezcolanzas de López-Gatell

Naciones Hundidas: Las mezcolanzas de López-Gatell

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda la combinación o la mezcla de vacunas contra la Covid-19, y tampoco lo aconseja ningún organismo regulatorio, así que sería pertinente que el subsecretario de…

Naciones Hundidas: ¡Qué hipocresía!

Naciones Hundidas: ¡Qué hipocresía!

México es uno de los países de América Latina que pasa a formar parte de la lista negra de la oficina del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos. Las razones primordiales son los asesinatos de periodistas, defensores de derechos humanos y la creciente participación de las fuerzas…

OPS descarta reapertura en México por aumento de casos

OPS descarta reapertura en México por aumento de casos

La Organización Panamericana de Salud (OPS) recomendó que en las zonas con semáforo rojo no se debe abrir la actividad económica debido a que continúa la transmisión del Covid-19 y el aumento de casos en el país. “Si la transmisión todavía sigue creciendo ese es un indicativo de que no se debe empezar a abrir la actividad económica de manera inmediata…