La OMS regaña… y México la ignora

14-12-2020

A un año de que se documentara el primer caso con un nuevo coronavirus de características letales en la ciudad china de Wuhan, la estrategia del gobierno mexicano para enfrentar la emergencia de salud ha sido fallida en contraste con otros países que supieron leer la magnitud de lo que se venía encima.

Los datos no mienten. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) México es primer lugar mundial por letalidad con una tasa de 9.5%, es decir que mueren al menos nueve personas de cada cien contagiadas, cuarto lugar por muertes después de Estados Unidos, Brasil e India y noveno lugar global con 77.8 muertes por cada 100 mil habitantes.

Con más de cien mil muertes confirmadas y unas 200 mil más por exceso de mortalidad, con más de un millón de casos contabilizados y un número desconocido de casos sin contar, la epidemia sigue ascendiendo de manera irrefrenable con cifras récord diarias de 11 mil, 10 mil, 8 mil y hasta 12 mil casos en un solo día y en el último mes las cifras de casos y de muertes se han duplicado, indicadores que según la OMS son «una mala señal» por lo que el director general de la OMS llamó al gobierno de la 4T a tomarse “muy en serio“ la pandemia.

Error en el diagnóstico

El Secretario de Salud Jorge Alcocer, el encargado del manejo de la emergencia de salud el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López-Gatell le ofrecieron al presidente Andrés Manuel López Obrador un mal diagnóstico de la situación y minimizaron la gravedad del virus calificandolo de «un catarro», desperdiciando así una ventana de oportunidad.

Es probable que como López- Gatell estuvo en la SSalud cuando el brote del A (H1N1) en 2009 el cual también fue catalogado como pandemia por la OMS por su extensión geográfica, pero al final de cuentas resultó ser de baja letalidad y gravedad, el zar del coronavirus asumió que se encontraba ante un escenario similar y que apoyado en el modelo centinela y algunas medidas de salud pública la epidemia se iba a pasar si mayor contrariedad porque quizá de nuevo la OMS estaba exagerando.

El 22 de enero, el director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus en su primera conferencia de prensa sobre “el nuevo coronavirus” hizo un llamado a todos los gobiernos del planeta para estar alertas ante esta nueva amenaza y sonó las alarmas.

La recomendación de Mike Ryan, director de emergencias de la OMS, fue muy clara: “Lo principal es limitar la transmisión de persona a persona, reducir las infecciones, especialmente el contacto cercano y particularmente en los entornos de atención médica. Necesitamos evitar la transmisión a través de eventos de súper-difusión y obviamente evitar una mayor propagación internacional”.

“Necesitamos que todos los estados miembros se concentren en la identificación temprana y el aislamiento de casos sospechosos, casos probables y confirmados, estamos trabajando para ayudar a los países a proporcionar estándares de atención optimizados”, urgió Ryan cuando el brote Covid-19 todavía no se declaraba una emergencia mundial.

En esos días se contaban 314 casos: 309 en China (270 en Wuhan); dos en Tailandia; uno en Japón y uno en Corea. De los 270 casos de Wuhan, 51 gravemente enfermos y 12 están en estado crítico. Más 6 muertes, cuatro de ellas con información epidemiológica disponible tenían comorbilidades subyacentes. Y dieciséis trabajadores de salud habían sido infectados.

El 12 de febrero la OMS se refirió por primera vez a México: “México hizo un gran trabajo para contener el virus (A-H1N1). Mostró al mundo cómo frenar la enfermedad y estoy seguro de que podrán hacer lo mismo en caso de que este nuevo coronavirus llegue a su territorio” .

El 28 de febrero la Secretaría de Salud anunció los dos primeros casos, día en que López-Gatell afirmó: “no se puede contener” pero “no contenerlo no quiere decir que no se pueda mitigar la transmisión hasta el grado potencial de eliminarlo”.

“No es una enfermedad grave. En su mayoría estamos hablando de más de 90% de casos leves (…) cuyos “síntomas son los de un catarro”, dijo López-Gatell asegurando que el clima sería “un elemento importante”.

“No quiere decir que cuando venga el calor se va a acabar la transmisión (…) Sin embargo, la posibilidad y la eficiencia con que se transmite va a ser considerablemente menor”, argumentó sin tener ninguna evidencia.

Ese mismo día Ryan le corrigió la plana a López-Gatell diciendo que “ante la expansión del coronavirus, las medidas de contención han sido efectivas en otros países, como en Singapur” y remarcó que contener un brote tiene por objetivo “romper la cadena de transmisión y que el virus no viaje de una persona a otra”.

Utilizar medidas para mitigar la enfermedad “es cuando aceptas que ya no puedes parar la transmisión entre personas”, remarcó Ryan poniendo en duda abiertamente la estrategia de la SSalud.

Además, todo el personal de salud necesitaba equipo PPE para protegerse del contagio, cuestión que también fue un grave problema en los inicios de la emergencia en el país por la escasez de equipo de protección.

De tal manera que México es primer lugar en el mundo con mil 410 muertes de personal de salud, con 104 mil 590 casos de contagio en este gremio que sigue estando en el frente de batalla.

Según expertos la rapidez y seriedad con la que se reaccionó ante la llegada del virus, las medidas oportunas de salud pública y un claro liderazgo, fueron claves para el éxito o fracaso en el control de la pandemia. Lo que se pudo ver en varios países como China, Japón, Corea del Sur, Singapur, Taiwán, Nueva Zelanda que actuaron sin recelo, a diferencia de países europeos como Italia, España y Francia o Estados Unidos que también minimizaron la gravedad de la epidemia.

Falta de pruebas

El 11 de marzo, la OMS declaró la pandemia de Covid-19 y México reportó 11 casos y cero muertes: “Aquellos con un puñado de casos pueden evitar que se conviertan en grupos y esos grupos se conviertan en transmisión comunitaria’’, urgió Tedros remarcando la necesidad de rastrear contactos y aislarlos.

El 23 de marzo con 316 casos y 4 muertes, López-Gatell afirmó: “irremediablemente conforme aumente el número de casos se vuelve crecientemente difícil hasta llegar a ser imposible el rastrear cada cadena de transmisión. Pero además cuando ese número de casos empieza a aumentar se vuelve muy poco útil el intentar rastrear a cada uno de los contactos y sus cadenas de transmisión”.

Mientras Tedros insistía en que “para ganar necesitamos atacar el virus con tácticas agresivas y específicas: probar cada caso sospechoso, aislar y cuidar cada caso confirmado, rastrear y poner en cuarentena cada contacto cercano’’.

“Pedirle a la gente que se quede en casa y otras medidas de distanciamiento físico son una forma importante de frenar la propagación del virus y ganar tiempo, pero son medidas defensivas”, recalcó.

El 16 marzo Tedros al ser cuestionado por este semanario sobre el panorama en el país con millones de personas con obesidad, diabetes y adultos mayores, respondió que “debe haber un compromiso político al más alto nivel porque esta pandemia no afecta nada más al sector salud pues ataca todos los sectores”. La estrategia “debe ser coordinada desde el más alto nivel y no relegada al sector Salud”.

De igual forma Tedros recomendó hacer pruebas a todos los casos con neumonía atípica, a los casos sospechosos, a todas las personas que han estado en contacto con casos confirmados y se hizo viral su frase “la regla del juego es muy simple, test, test, test”.

Al tratar de descifrar qué pasaba en el país y por qué no se aumentaba el número de pruebas PCR , los expertos de la OMS explicaban que cuando no se hacen más pruebas es porque “no se quiere encontrar más casos”.

Hacia fines de mayo, con 65 mil 856 y 7 mil 179 muertes, la OMS remarcó que no hay forma de combatir al Covid-19 sin hacer pruebas a nivel masivo. No obstante, con plena transmisión acelerada SSalud dio por terminada la jornada de sana distancia.

La epidemióloga de la OMS Margaret Harris dijo a Proceso que debido a la falta de pruebas no se tiene la fotografía completa sobre quién tiene el virus ni hacia dónde se mueve . “Las pruebas son tus ojos en el virus , ven hacia dónde va, dónde está. Las pruebas son los ojos para ganarle la batalla. No puedes ganarle si vas a la pelea a ciegas”.

El 10 de junio el zar del coronavirus defendió su estrategia y aseguró que “no es que entre más pruebas mejor es el control, no existe conexión técnica, científica, lógica, automática entre el número de pruebas y el éxito del control, porque todo depende de cómo se usan las pruebas, con qué objetivo, en qué momento, a qué personas y lo más importante, qué decisión deriva de la prueba”.

México es uno de los países que realizan menor número de pruebas PCR en el mundo de acuerdo a su población. En abril la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) observó que México aplicaba 0.4 pruebas por cada mil habitantes, en último lugar mientras la media de los países de la OCDE estaba en 22 por cada mil.

Para el 11 de septiembre, se habían aplicado un millón 480, 902 test en tanto que Brasil había hecho 14 millones 505,652 . China, por ejemplo, a principios de octubre en una semana hizo la prueba a 9 millones de personas en Qingdao debido a que se diagnosticaron 12 casos positivos, seis de ellos asintomáticos.

En fechas recientes la OMS y la OPS también han promovido el uso de pruebas rápidas de antígenos que son mucho más económicas que las PCR, cuyo resultado se tiene en menos de 30 minutos y se aconsejan para usarse en lugares con focos rojos de transmisión, en zonas rurales o para poblaciones vulnerables. La OPS donó unos 200 mil kits al país.

Sí hay camas de hospital

El argumento con el que la 4T ha defendido su estrategia para controlar la pandemia es que no ha habido saturación de hospitales y que se tienen suficientes camas de hospital y ventiladores.

No obstante, algunos atribuyen el exceso de mortalidad a que en una buena parte las personas contagiadas por Covid no acudieron a los hospitales a tiempo, mientras que otros enfermos fueron regresados a casa en donde fallecieron. Por otra parte, se necesita un equipo de 5 a 8 especialistas para tratar a un paciente intubado que puede tardar hasta 6 semanas en dejar la terapia intensiva, lo que también ha complicado el cuadro.

En los últimos días la Ciudad de México es la primera entidad del país con más ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva con un 61% además de ser la segunda en hospitalización general con 65%.

En la capital del país de un total de 59 centros médicos que atienden casos de Covid , hay 29 hospitales con alerta roja por una ocupación general mayor al 70% entre los que hay 10 con un 99% o 100% de saturación, según el Sistema de Información de la Red de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG)

Todos a vacunarse

México le apuesta todo a la vacuna y es evidente que es indispensable para lograr el control de la epidemia y lograr la llamada inmunidad de rebaño. Sin embargo, a la par de la vacunación es necesario seguir con las pruebas, el test, test, test, de manera paralela mientras se logra inocular a toda la población.

“En un principio la vacuna será prioritariamente para trabajadores sanitarios, personas mayores y grupos de riesgo, lo que dará al virus aún mucho espacio para moverse, por lo que seguir haciendo tests debe seguir siendo una herramienta vital para controlar la pandemia”, remarcó Tedros.

Insistió en que todos los países del planeta tienen ya capacidad para hacer los tests con opciones más rápidas, fáciles de usar y más baratas e instó a que “todo el que necesite hacerse una prueba debe poder hacerlo”.

Para lograr la llamada inmunidad colectiva o de rebaño —el punto en el que el virus ya no puede propagarse porque no hay suficientes humanos vulnerables— los científicos han sugerido que el 70 por ciento de una población determinada debe ser inmune, ya sea gracias a la vacunación o porque sobrevivieron a la infección.

En este sentido, Thomas Cueni, director general de la Federación Internacional de Farmacéuticas (IFPM en inglés) afirmó que para el verano del 2021 se estima que la humanidad contará con 10 vacunas contra Covid-19.

“Es de esperar que para el próximo verano tengamos probablemente 10 vacunas que hayan demostrado su valor”. Un avance científico “sin precedente”, celebró Cueni.

Además de las vacunas de Pfizer y BioNtech, así como Moderna y AstraZeneca que han mostrado resultados prometedores, se esperaría que veamos algo similar con Johnson & Johnson, Novavax, y muchos otros, Sanofi Pasteur, GSK están en allí, Merck, dijo Cueni en un encuentro con la Asociación de Corresponsales ante Naciones Unidas (ACANU).

Sin embargo, recalcó que una cosa será tener la vacuna y otra muy distinta tener la capacidad y estar listos para la vacunación, ya que vacunas como la de Pfizer necesitan conservarse a 70° C bajo cero: “Lo que nos preocupa es si los países están listos para lanzar la vacunación”.

A su modo de ver Suiza será uno de los primeros países en obtener inmunidad de rebaño para el verano del 2021 por medio de la vacunación gratuita de toda su población que consta de 8.5 millones de personas y países como Reino Unido han ordenado 83 millones de vacunas para una población de 68 millones de habitantes.

Por otra parte, se compraron 34.4 millones de dosis que inmunizarán a unos 17 millones de personas, pero este diciembre solamente se recibirán 250 mil dosis que alcanzarán a inocular a unas 150 mil personas ya que se requieren dos dosis de la vacuna para que sea efectiva .

“En cuanto a vacunas estamos en el mejor de los mundos posibles, ahora el reto será que la vacuna sea accesible para todos y no dejar a nadie atrás”, dijo Cueni quien advirtió que a pesar de las buenas noticias el proceso de vacunación es lento por lo que “no volveremos a la normalidad antes del 2022”.

Alergia a la crítica

En la conferencia de prensa de la OMS del lunes 30 de noviembre, Proceso preguntó sobre la situación en México por el repunte de casos, de muertes y sobre el hecho de que el presidente se niega a usar la mascarilla en eventos públicos.

México está “en mala situación frente a la epidemia de Covid-19, que vio duplicar el número de casos y muertes entre mediados y finales de noviembre (…) Nos gustaría pedir a México que sea muy serio” ante la pandemia. El hecho de que se dupliquen los casos y las muertes “es muy mala señal”, valoró el titular del organismo de salud de la ONU.

Con respecto a que AMLO no usa mascarilla en actos públicos o cuando está de gira, Tedros remarcó que “queremos que los líderes sean modelos a seguir y que pongan el ejemplo” e instó a no politizar con el virus ni con el uso de la mascarilla porque eso “no ayuda a nadie”.

“Lo que le dijo a México se lo dice a todo el mundo. No es que (Tedros) me lo diga a mí, si me lo quisiera decir a mí a lo mejor o al secretario de Salud o al presidente quizá habría mandado un comunicado diplomático si ese fuera el caso”, dijo el subsecretario minimizando el llamado de la OMS y porque en realidad Tedros no se lo dice a todo el mundo ni funciona así la diplomacia.

De igual manera, López Obrador insistió esta semana en que el cubrebocas “no es indispensable”, a pesar de que la OMS publicó nuevos lineamientos para su uso y afirma que es una herramienta indiscutible para frenar el contagio.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.
Para Proceso.

Naciones Hundidas: Las mezcolanzas de López-Gatell

Naciones Hundidas: Las mezcolanzas de López-Gatell

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda la combinación o la mezcla de vacunas contra la Covid-19, y tampoco lo aconseja ningún organismo regulatorio, así que sería pertinente que el subsecretario de…

Ivermectina con resultados prometedores para tratar el Covid-19

Ivermectina con resultados prometedores para tratar el Covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su optimismo por el uso de la ivermectina en el tratamiento contra el Covid-19 y, en caso de ser aprobada para combatir la enfermedad, el organismo sanitario de la ONU pronto dará a conocer…

Naciones Hundidas: ¡Qué hipocresía!

Naciones Hundidas: ¡Qué hipocresía!

México es uno de los países de América Latina que pasa a formar parte de la lista negra de la oficina del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos. Las razones primordiales son los asesinatos de periodistas, defensores de derechos humanos y la creciente participación de las fuerzas…