Naciones Hundidas: Está en el aire

17-12-2021

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que la nueva variante Ómicron se propaga a un ritmo sin precedente y que en poco tiempo podría desplazar a la Delta. Esta amenaza que tiene temblando al mundo debería llegar con un mensaje claro, fuerte, masivo y contundente: la Covid está en el aire. La OMS debe gritarlo a los cuatro vientos y que cada uno, incluyendo el gobierno, tome sus precauciones.

La Covid nos tiene tomada la medida. Cuando parece que vamos de salida, llega Ómicron con la espada desenvainada. Es urgente acelerar la vacunación y aplicar el refuerzo a los adultos mayores, personal de salud y personas que sufren padecimientos crónicos. Pero mientras llegan más vacunas es necesario elevar los cuidados, no bañarse con desinfectante.

El problema, según el experto en aerosoles de la Universidad de Colorado y PHD del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), José Luis Jiménez, es que la población no está consciente de que la “Covid se transmite por el aire, que es imprescindible el uso correcto de una buena mascarilla y ventilar espacios cerrados”.

“Desafortunadamente pareciera que la OMS le tiene miedo a usar esta palabra: airborne (aerotransportada)” se queja el experto y recuerda que el organismo lo admitió hasta el 30 de abril de este año.

“Una persona puede infectarse cuando se inhalan aerosoles o gotitas que contienen el virus y entran en contacto directo con los ojos, la nariz o la boca. El virus también se puede propagar en ambientes interiores mal ventilados o concurridos, donde las personas tienden a pasar periodos más largos. Esto se debe a que los aerosoles permanecen suspendidos en el aire o viajan a más de 1 metro (largo alcance)”, afirmó la OMS.

Según Jiménez, después de la llegada de las vacunas, este es el mensaje más importante de la OMS con respecto a la pandemia, pero lo difundió “en voz baja, como un susurro” y por eso la gente se quitó la mascarilla. A nadie le gusta usarla, pero es lo que toca.

Desde julio del año pasado 239 científicos de 32 países, incluyendo Jiménez, enviaron una carta a la OMS con evidencia sobre la transmisión aérea del virus y exhortaron a la agencia a corregir sus recomendaciones.También es coautor del artículo Diez razones científicas en apoyo de la transmisión aérea del SARS-CoV-2 publicado en The Lancet, la revista médica por excelencia.

El estudio (05/2021) sostiene: “si un virus infeccioso se transmite principalmente por el aire, una persona podría infectarse cuando inhala los aerosoles producidos cuando una persona infectada exhala, habla, grita, canta, estornuda o tose. La reducción de la transmisión de virus por el aire requiere medidas para evitar la inhalación de aerosoles infecciosos, incluida la ventilación, la filtración de aire, la reducción del hacinamiento y el tiempo que se pasa en el interior, el uso de mascarillas en el interior, la atención a la calidad de las mismas y una protección de mayor grado para el personal de atención médica y trabajadores de primera línea”.

“No admitirlo es muy conveniente para muchos gobiernos, porque si te contagias es porque no te lavas las manos, porque no te pones mascarilla, porque es culpa tuya, pero si la transmisión es por el aire y tú te contagias en una escuela, en una oficina de gobierno o un centro comercial y es por falta de ventilación, entonces puede ser culpa de ellos y esto les da terror. La OMS no lo quiere decir y los gobiernos o grandes empresas tampoco lo quieren decir ¡y los científicos estamos desgañitándonos para comunicarlo!”, exclama.

“La OMS quiere evitar la palabra ‘airborne’, como si fuera de alto voltaje y tenemos más evidencia de que el Covid se propaga por el aire, que para otras enfermedades como tuberculosis, sarampión, varicela, paperas, rubéola, es una cosa escandalosa. Esto es un error histórico de la OMS”, acusa.

El mundo está en vilo ante el tsunami que se anuncia con la variante Ómicron. Para evitar hundirse en esta nueva ola la OMS tiene que gritar que la Covid 19 y sus variantes se transmiten por el aire. Se puede evitar el contagio, se tiene que entender el mensaje y que esta es una pandemia de interiores. Todavía no es tiempo de tomar un respiro.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.
Para Eje Central.

La última puerta

La última puerta

Con el fin de buscar la justicia que le ha sido negada en México, la periodista Soledad Jarquín Édgar denunciará al Estado Mexicano ante el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, en inglés) porque, a cuatro años, el feminicidio de su hija, la…

Deuda pendiente

Deuda pendiente

“El gobierno tiene que saber que sigue teniendo una deuda pendiente con nosotras, las madres de Juárez, y con nuestras hijas”, me dijo Norma Andrade, madre de Lilia Alejandra, abuela de Jade y Caleb, defensora de derechos humanos, fundadora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa y víctima…