Naciones Hundidas: Bajo advertencia

13-05-2021

El presidente Andrés Manuel López Obrador ya advirtió que después de las elecciones pretende pulverizar la democracia en México incorporando el Instituto Nacional Electoral (INE) al Poder Judicial el cual estará presidido por Arturo Zaldívar en caso de que proceda la extensión de su mandato hasta 2024. Todo está calculado.

El INE, dijo AMLO, podría estar en el Poder Judicial, “un poder autónomo, independiente, con gente íntegra, honesta, intachable, pero no lo que estamos ahora padeciendo. Tiene que ser autónomo verdaderamente”.

“Fíjense la paradoja, en el caso del INE y del Tribunal Electoral se pensaría que son órganos para garantizar la democracia. Pues no, aunque parezca increíble, son órganos creados para que no haya democracia. ¿Ustedes creen que los consejeros del Instituto Nacional Electoral, INE o los magistrados del tribunal son demócratas? Yo digo: no, al contrario, conspiran contra la democracia”, reprochó.

Por su parte, el presidente del INE Lorenzo Córdova sostiene que cumplir esta amenaza sería ir contra la historia, una historia de la que la presidencia de López Obrador es resultado y que más bien constituye “una contra-reforma democrática”.

“Preocupan mucho los fuertes vientos que azotan, no diría sólo a la institucionalidad electoral, sino a la democracia misma, que estén cobrando carta de naturalización expresiones como por ejemplo, que una institución debe morir”, remarcó.

En las próximas elecciones se juega la mayoría del Congreso y 15 gubernaturas, y de los resultados depende el rumbo que tome la joven democracia mexicana. El voto es necesario y más urgente que nunca. Eso queda claro. Consulté a varios analistas políticos para hablar sobre el tema y coinciden en que la clave está en Movimiento Ciudadano.

Uno de ellos explica que MC defiende que su estrategia es ir solos porque no quieren juntarse con PRI, PAN o PRD por su negro pasado y que su apuesta es ganar más presencia para el 2024: “todos coincidimos que sin 2021 no va a haber 2024, pero dudamos de la estrategia de MC porque no estamos seguros si obedece a no juntarse porque está el PRI o al rencor histórico de Dante Delgado”

“Y si este fuera el motivo, pues Dante resulta ser igual que AMLO, que se deja guiar por sus venganzas personales, por sus emociones y no ofrece una estrategia comprometida con el país”, lamentó.

Considera que “si de verdad le importara el país y no es un aliado oculto de Morena, los votos que obtenga podrían ser los que hagan la diferencia y así lo demuestran todas las encuestas”.

Otra analista remarca que MC pudo haber negociado las gubernaturas en las que va adelante como Nuevo León y Campeche, pudo haber negociado la prioridad en algunos distritos donde tiene mucha fuerza como son los de Jalisco.

“Pero prefirió no sumarse y para muchos ciudadanos y analistas es una actitud mezquina por la destrucción que eso implica. Los votos que pueden obtener pueden ser la diferencia entre ganar y perder. Su estrategia de no sumarse a la alianza puede convertir a MC en el esquirol de la elección y así pasará a la historia”, acusó.

A su modo de ver MC debería intercambiar apoyos con la alianza del PRI, PAN y PRD pero no de manera abierta, no en la boleta. El tipo de negociaciones que se hace entre los dirigentes de partidos.

De otra manera sugiere que cabría la posibilidad de que “haya un acuerdo bajo la mesa con Morena”, se trate de una cuestión de ego, del ego inconmensurable de Dante, “o de ambas cosas”.

Finalmente lanzan un llamado a MC: “Que asuma su responsabilidad histórica y que pacte”.

La democracia en México pasa por su prueba más difícil, podría quedar asfixiada bajo las aguas turbias que mueve el presidente desde Palacio Nacional y no habrá oxígeno que la salve. Que conste. Bajo advertencia no hay engaño.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.
Para Eje Central.