Naciones Hundidas: Mal letal que el virus

10-12-2021

El subsecretario de Salud Hugo, López-Gatell, resultó ser más peligroso para el país que el virus SARS-CoV-2 con todo y variantes. Por su urgencia de complacer al inquilino de Palacio Nacional tomó decisiones equivocadas, hizo aseveraciones desafortunadas, gestionó a ciegas el curso de la epidemia y por su negligencia se han perdido miles de vidas y se pueden perder más.

Ahora con la amenaza de la variante Ómicron y el riesgo de una cuarta ola, el zar del coronavirus, que más bien parece un verdugo, sigue sin aprender y parece estar anestesiado ante el dolor de quienes han perdido a un ser amado. Muertes, miles de muertes, que nunca debieron ser.

El conteo oficial por la Covid-19 es de 295 mil 602 decesos, sin embargo, según el Inegi en 2020 y lo que va de 2021, tenemos un exceso de mortalidad de unas 650 mil personas. La más alta de los países de la OCDE y por si fuera poco México es el número del mundo por muertes del personal de salud. ¿Qué no es suficiente como para tomársela en serio? ¡No!

El Subsecretario vuelve a salir con sus “gateladas” arriesgando la salud de los mexicanos.

No se trata de ser alarmista, de volver al confinamiento, suspender actividades, ni cerrar comercios, pero tampoco es el momento de enviar mensajes de confianza cuando todavía ni la Organización Mundial de la Salud (OMS), ni científicos de todo el mundo cuentan con evidencia suficiente y concluyente sobre la nueva variante.

López-Gatell al anunciar el primer caso de Ómicron en el país aseguró:”Es paradójico, pero una variante que sea más transmisible, como Ómicron, y que no causa enfermedad más grave, de hecho ayuda al propósito de lograr inmunidad más rápidamente” (3/12/21)

Y sobre la efectividad de las vacunas afirmó que siguen siendo vigentes: “No se ha demostrado que evada la respuesta inmune’’. Sin embargo, Pfizer en un estudio preliminar realizado en Sudáfrica, sugiere que la protección de una doble dosis de esta vacuna se ve bastante reducida y esbozó que una tercera dosis “podría” garantizar una protección igualmente importante.

Resulta que el rockstar también tiene otros datos. ¿De dónde sacó esta información? ¿De la bola de cristal que usan en Palacio Nacional para lidiar con la pandemia? Por favor denle una beca.

Ómicron “podría tener un impacto significativo” en la pandemia, dijo a la prensa Tedros Adhanom Gebreyesus, director general de la OMS. “Todavía es difícil” evaluar su impacto hasta que se obtengan datos más amplios. Si bien es demasiado pronto para hacer una evaluación significativa, pidió a todos los países que realicen una mayor vigilancia y más test, para obtener más orientación.

“Si los gobiernos esperan a que sus hospitales comiencen a llenarse, será demasiado tarde, debemos actuar ya”, advirtió el máximo responsable de la OMS.
“Los datos preliminares de Sudáfrica sugieren un mayor riesgo de reinfección con Ómicron, pero se necesitan más datos para sacar conclusiones más firmes. También hay evidencia que sugiere que causa síntomas menos serios que Delta, pero nuevamente es demasiado pronto para estar seguros “, remarcó Tedros Adhanom Gebreyesus.

Es claro que el interés de la 4T es salvar la temporada decembrina y su derrama económica, pero es inaceptable que en aras de ello se engañe a la gente a costa de muchas vidas que pueden salvarse. ¿Cuándo se va a formar un comité de expertos independientes que analicen la gestión del gobierno de esta interminable pandemia y se deslinden responsabilidades? Esto raya en lo criminal.

Ahora que la 4T lanza la vacunación del refuerzo para mayores de 60, habría que saber ¿cuándo se lo van a poner al personal de salud público y privado, a las personas inmunodeprimidas, a los que tienen comorbilidades, sin importar su edad? ¿A ellos cuándo les toca? ¿Cuando vayan a la corte?

El mundo se hunde en la incertidumbre por la llegada de Ómicron y una nueva ola que se dibuja en el horizonte. Hasta hoy la OMS no se ha aventurado a adelantar conclusiones, pero López-Gatell sigue sin aprender del pasado y vuelve a minimizar el riesgo con la nueva variante. No cabe duda, el subsecretario resultó ser más letal que el virus. Es imperdonable.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.
Para Eje Central.