“Apocalíptica” la situación en Mariúpol, denuncia Cruz Roja

8-03-2022

“Apocalíptica” es la situación que viven al menos 200 mil civiles atrapados en Mariúpol, una de las ciudades más castigadas por el asedio de las fuerzas rusas en el este de Ucrania en donde se agotan los alimentos, agua, servicios básicos, acusa el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

“La situación es realmente apocalíptica para las personas, está empeorando, se están quedando sin suministros esenciales, nuestro llamado aquí hoy es para que la ayuda llegue a estas personas”, acusó Ewan Watson portavoz del CICR en rueda de prensa en Ginebra, sede del organismo.

“Vemos situaciones profundamente angustiosas, cientos de miles atrapados en condiciones terribles, sin alimentos, agua, en necesidad de suministros médicos, estamos tratando desesperadamente de facilitar el diálogo para permitir y mantener el acceso humanitario a Mariúpol, estamos listos para facilitar el paso seguro de civiles’’, dijo.

A pregunta de Proceso sobre informes del uso de armas termobáricas por las fuerzas rusas, algunas de las armas más brutales que existen, durante los bombardeos en Ucrania así como el uso de bombas en racimo, Watson no tuvo detalles.

Con respecto al paso seguro de civiles fuera de las zonas más castigadas, el organismo se deslindó de los corredores humanitarios anunciados por Moscú en donde ofrecían evacuar a las personas hacia Rusia o Bielorrusia.

Los civiles que sean evacuados de las ciudades asediadas por las fuerzas rusas en Ucrania deben ser trasladados a “áreas seguras», remarcó Watson quien insistió que los civiles son libres de elegir a dónde se quieren ir o si prefieren permanecer en su tierra.

Tanto organismos humanitarios de la ONU como el CICR insistieron que para que ellos participen en los corredores humanitarios debe haber datos precisos y se debe contar con las condiciones necesarias para garantizar la seguridad de los civiles y de los trabajadores humanitarios que llevan ayuda.

En este sentido, Jens Laerke portavoz del Organismo de Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA) hizo hincapié en tres cosas: “los civiles, ya sea que se queden o se vayan de cualquier lugar de Ucrania, deben ser respetados y protegidos. Debe haber un paso seguro para los suministros humanitarios, especialmente donde las necesidades son agudas. Necesitamos urgentemente un sistema que haga que eso suceda’’.

Destacó que las bases para el paso seguro para la salida de personas y para el ingreso de suministros son las siguientes: “Hay que tener claridad en la ruta. Tiene que ser una ruta que sea segura. Necesitas tener tiempo para los movimientos. Necesita tener los números de contacto de los que hacen entrar y salir los convoyes. Necesita saber el propósito de cada movimiento. Necesita tener una línea directa en caso de que no funcione’’.

Aumentan las bajas civiles

Por su parte, Liz Throssell portavoz de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, actualizó las cifras con 406 muertes de civiles y 801 heridas.

“Sin embargo, creemos que es probable que las cifras exactas sean mucho más altas, ya que las hostilidades en curso han obstaculizado nuestra capacidad para verificar posibles casos en muchas partes del país’’.

Throssell explicó que la mayoría de las bajas civiles se deben a ataques aéreos y armas explosivas utilizadas por las fuerzas rusas con efectos de área amplia, incluida la artillería pesada y los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple. Como resultado, cientos de edificios residenciales en muchas ciudades, incluidas Chernihiv, Kharkiv, Kherson, Mariupol y Kyiv, han resultado dañados y destruidos.

“Estamos alarmados por numerosos informes de amenazas y daños reales contra periodistas. El 1 de marzo, un periodista murió en el ataque a la Torre de Televisión en Kiev, y CNNTurk informó que uno de sus vehículos fue alcanzado por disparos de armas, pero que afortunadamente su reportero y camarógrafo que estaban dentro del vehículo resultaron ilesos’’, indicó.

“También nos preocupan las denuncias de detenciones arbitrarias de personas percibidas como proucranianas en áreas que recientemente han pasado a estar bajo el control de grupos armados en el este y las denuncias de violencia contra personas consideradas prorrusas en territorios controlados por el gobierno ucraniano’’, agregó.

Al otro lado de la frontera en Rusia, unas 12.700 personas han sido arrestadas arbitrariamente por realizar protestas pacíficas contra la guerra, y las nuevas enmiendas al código penal introducen fuertes multas y penas de prisión de hasta 15 años por difundir información considerada falsa por las autoridades o desacreditar a las fuerzas armadas rusas.“Nos preocupan esta y otras leyes excesivamente amplias y represivas que restringen la libertad de expresión, incluida la libertad de prensa, y obstaculizan el libre disfrute de otros derechos civiles y políticos’’, expresó.

Finalmente, la agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR), actualizó la cifra récord de refugiados de dos millones de personas. “Sin precedente desde la Segunda Guerra Mundial’’.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.
Para Proceso.