Cayendo bajo

15-07-2022

La gobernadora de Campeche Layda Sansores, con sus revelaciones de tener en su poder fotografías íntimas de diputadas del PRI, no solamente reconoció haber cometido un delito que es el espionaje sino además su ánimo exagerado y perruno de quedar bien con el inquilino de Palacio Nacional la lanzó al vacío y cayó muy bajo, tan bajo que ni su cabellera de color rojo artificial se salvó del golpe.

Al querer amenazar al líder del PRI Alejandro ‘Alito’ Moreno y denigrar a las diputadas del PRI se metió en camisa de once varas y se inmoló.

Periodistas y columnistas en varios medios y plataformas se han referido a las acusaciones de Sansores, yo me quiero sumar a ese reclamo. Mucho se ha hablado también en varios espacios sobre las consecuencias legales que tendría que apareciera por ahí alguna de estas presuntas fotografías porque la primera inculpada sería la propia gobernadora después de tal confesión.

La Ley de Protección Integral contra la Violencia Digital, conocida como Ley Olimpia, que busca proteger a víctimas de extorsión y violencia sexual sancionando los delitos que violen la intimidad de las personas a través de medios digitales. Dicha ley entró a la regulación del artículo 175 Bis en el estado de Campeche en diciembre de 2020 y la sanción es de 3 a 6 años de prisión.

Las diputadas del PRI presentarán una queja formal ante la Unión Interparlamentaria contra Sansores según me adelantó Paloma Sánchez Secretaria de Comunicación del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, quien viajó a Ginebra, Suiza con motivo de la denuncia de persecución política contra Alito presentada ante la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos Michel Bachelet, la Internacional Socialista y la Unión Interparlamentaria por la serie de audios difundidos los cuales son ilegales y, dicho sea de paso, serían desechados por un juez si se intenta utilizarlos como prueba para incriminar al líder del tricolor.

Es obvio que lo que quiere Sansores es amenazar, irritar, desprestigiar y terminar con la carrera política del priísta, cosa que al parecer ha logrado, pero al hacerlo se ha prestado a un juego peligroso porque sabemos que Alito no es ninguna perita en dulce. Como fieras se harán pedazos.

Lo que sí debe tener muy en cuenta Sansores es que además de la vileza, bajeza y la violencia digital perpetrada contra las diputadas, lo único que ha logrado es que las mujeres de su partido, las de otros partidos, las que no militan en ningún partido, las del norte, del sur, del centro, de derecha o de izquierda, chairas o fifís, condenemos en los términos más enérgicos sus amenazas. Especialmente viniendo de otra mujer y además de una gobernadora. Es inaudito.

Si una mujer es víctima de acoso de una persona que además es una figura pública, tendría que denunciarlo en un juzgado, pero si quiere enviarle fotos a un amigo en las que muestra su cuerpo desnudo, está en todo su derecho y libertad de hacerlo y si el amigo o una amiga las publican en medios digitales entonces estarían violando la ley y tendrán que rendir cuentas ante la justicia. Muchas mujeres vigilaremos muy de cerca que se cumpla a cabalidad con la Ley Olimpia.

“Si tocan a una, respondemos todas”, dice la canción de Vivir Quintana, esperemos que la gobernadora no siga cayendo más bajo y ya le pare.

Gabriela Sotomayor, Ginebra, Suiza.
Para Opinión 51.

Zelenska

Zelenska

Causaron revuelo y polémica las fotografías de la primera dama de Ucrania Olena Zelenska en Vogue. Como si por aceptar la propuesta de salir en una revista de moda y alta costura de larga tradición ella estuviera banalizando la invasión rusa en su querida Ucrania. Creo que la juzgan con demasiada dureza.

Nos urgen vacaciones

Nos urgen vacaciones

Es verano y todo baja su ritmo, incluso el flujo de noticias. En Europa, sobre todo en plena ola de calor, los medios se la toman con más calma. En México se va viendo que periodistas, editores, columnistas, productores, conductores, todos se van dando un merecido respiro. ¿Y el presidente…

La última puerta

La última puerta

Con el fin de buscar la justicia que le ha sido negada en México, la periodista Soledad Jarquín Édgar denunciará al Estado Mexicano ante el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, en inglés) porque, a cuatro años, el feminicidio de su hija, la…